Deporte y Aventura en los campamentos de verano inglés

Actividad de aventura en campamentos de verano inglés

De todos es sabido que el colegio no es el único elemento importante en la educación de nuestros hijos, razón por la que no podemos volcar toda la responsabilidad del desarrollo de los chicos en los centros escolares, me consta que éstos ya hacen todo lo que pueden con los medios que tienen, y en ocasiones van más allá de lo que se espera de ellos. Pero el responsable último de la educación global de los hijos siempre es la familia, y aunque delegue en gran medida este trabajo en la escuela, debe procurar facilitar aquellos elementos que son beneficiosos para el crecimiento equilibrado de la persona adulta y responsable en que se convertirá un día el niño. Por eso las actividades extraescolares tienen hoy en día tanto auge, aunque hoy solo nos vamos a referir a esa interesante combinación entre deporte, aventura y campamentos de verano inglés.

La administración educativa explica la importancia, y por ello su inclusión en las asignaturas, del deporte y las actividades físicas en general en su introducción:

“Al hombre del siglo XXI le resulta imprescindible la ejercitación del cuerpo si no quiere ver atrofiadas prematuramente muchas de sus funciones y capacidades corporales. Es a través del cuerpo y el movimiento como la persona se relaciona con el entorno. Por otra parte, la escasa actividad corporal desplegada en el actual sistema de vida (desplazamientos en vehículos, sustitución de los trabajos realizados directamente por el hombre por trabajos de máquinas apropiadas, viviendas con espacios muy reducidos, reducción progresiva del tiempo de trabajo, etc.) conduce a que cada vez se dé mayor importancia a las actividades físicas como medio de equilibrio psicofísico y de mantenimiento de ocupación del tiempo libre”.

Pero entra más de lleno en las justificaciones para la introducción del deporte en el currículum escolar con el siguiente párrafo:

El deporte, considerado como una parte específica de las conductas matrices, tiene el valor social de ser la forma más habitual de entender y practicar la actividad física en nuestro contexto social y cultural. En general, la valoración social de la práctica deportiva corresponde a planteamientos competitivos, selectivos y restringidos a una sola especialidad, que no siempre son compatibles con las intenciones educativas del currículo escolar. El deporte en el área de Educación Física debe tener un carácter abierto, sin que la participación se supedite a las características de sexo, niveles de habilidad u otros criterios de discriminación, y no debe responder a planteamientos competitivos, selectivos y restringidos a una sola especialidad. (…). A lo largo de la etapa se debe promover y facilitar que el alumno domine un número variado de actividades corporales y deportivas.”

Sin embargo en España, muchas veces se pierde de vista el enfoque educativo del deporte escolar, y se repiten estereotipos propios del deporte espectáculo adulto con su excesiva carga de competitividad, lo que en ocasiones deriva en comportamientos que nada tienen que ver con la educación, sirva de ejemplo (o de mal ejemplo mejor dicho) lo que hemos podido ver últimamente en las noticias sobre partidos de futbol entre chavales que acaban con los padres insultando a diestro y siniestro, o lo que es peor, agrediendo al árbitro o a otros padres. Ahí los valores del deporte brillan pero por su ausencia. En esos casos lo importante es el rendimiento y el resultado. No se ha diseñado un deporte para niños o niñas en edad escolar, sino para hombres y mujeres pequeños.

Por todo esto es recomendable la práctica de los deportes de aventura como los que hacemos en nuestros campamentos de verano inglés. No sucede como en los deportes de masas, no se habla de victorias o derrotas, no hay competición entre los participantes. Más bien se trata de fomentar el trabajo en equipo, la superación personal y el disfrute de la naturaleza. Son experiencias directas con enriquecedoras vivencias de resistencia, concentración, autoconfianza y una saludable autoestima. Ya sea con las canoas en el lago, haciendo rapel, tirolina o yendo de un pino a otro a través de cuerdas y troncos, las actividades de aventura y campamentos de verano inglés pueden ser muchos y muy diferentes pero todos tienen eso en común:

“La aventura en cualquiera de sus facetas implica adentrarse en territorios de lo desconocido y eso cautiva inmediatamente a los alumnos y al profesor, aglutinando ante sí, diferentes logros y vivencias, generando espacios comunes de ocio y diversión”.
(Parra M. Y Rovira C.M. 2002)

Hay valores que se pueden educar por medio de las actividades de aventura, y nuestras inmersiones de inglés tanto en Reino Unido como en España a través de nuestros campamentos de verano inglés, están por esa importante labor. Algunos de estos valores los exponemos desde diferentes dimensiones:

Dimensión ética: igualdad, disponibilidad, alegría, generosidad, respeto a sí mismo y a los demás, sinceridad, etc.

Dimensión intelectual: Conocimiento, autorreflexión, buenos hábitos, disciplina, técnicas de trabajo intelectual, etc.

Dimensión personal: potencia de la dignidad de la persona, identidad, autonomía, autoestima, responsabilidad, toma de decisiones, equilibrio interior, creatividad, capacidad de esfuerzo, voluntad, etc.

Dimensión social: solidaridad, libertad de expresión, tolerancia, convivencia democrática, respeto a las normas, relación con el entorno, amistad, cooperación, fraternidad, integración en la comunidad, etc.

Dimensión estética y vital: hábitos de salud, calidad de vida, cortesía, motivación de vivir el día a día, consumo responsable, sostenibilidad, etc.

Y con este post damos por terminado este repaso a las ventajas que tienen los deportes de aventura en entornos naturales, como los que trata de ofrecer English Adventures en sus campamentos de verano inglés y convivencias de verano en espacios naturales.

Blas Cubells Villalba – Educador.

 

Un comentario

  1. Nat Mazon de las Torres

    “La verdad es que mucho ha tardado el sistema educativo en darse cuenta de la importancia del deporte en la educación, pero no de los competitivos, si no de los que se ofrecen en estos campamentos de verano, tanto en Valencia, como en Madrid o en Inglaterra. Enhorabuena por el post”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *